Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

 

¡Jesús, Buen Pastor!

 

4º semana de Pascua – Domingo del Buen Pastor

 

 

 

¡JESÚS, BUEN PASTOR!

 

He venido para que tengan vida plena (Jn 10, 1-10).

 

 

Estimado (a)Marista de Champagnat:

 

 

 

Un fraterno saludo en comunión, solidaridad y esperanza en este tiempo de Pascua. Hoy celebramos ya el cuarto domingo y la liturgia no brinda la oportunidad de seguir profundizando la experiencia de Jesús Resucitado que vamos viviendo en este itinerario, marcado profundamente por la pandemia que estamos viviendo.

 

La figura del Buen Pastor que nos ofrece el Evangelio de Juan 10, 1-10[1], es una oportunidad más para adherirnos en seguimiento a la persona de Jesús y su proyecto de vida, para tener vida y vida en abundancia en medio de tanta desolación, sin sentido y muerte que nos acontece.

 

 

El relato nos habla de la puerta y del pastor. En el fondo es la misma metáfora, porque la única puerta de aquellos apriscos, era el pastor. Por la mañana cada pastor iba a sacar las suyas para llevarlas a pastar. Esto se hacía por medio de un silbido o de una voz que las ovejas conocían muy bien. Incluso tenían su propio nombre como nuestros perros hoy. El texto habla de comparación. Utilizamos una comparación cuando queremos explicar lo que es una cosa a través de otra que conocemos mejor. No se trata de una identificación sino de una aproximación. Ni Jesús es un pastor ni nosotros ovejas.

 

Las ovejas atienden a su voz porque la conocen. Una frase con profundas resonancias bíblicas. Oír la voz del Señor es conocer lo que nos pide, pero sobre todo obedecerle.

 

2020 Tarjeta 4º domingo de Pascua--2

Saca todas las suyas. En un mismo aprisco había ovejas de muchos dueños. Las suyas, conocen su voz y le siguen. El texto quiere dejar bien claro que las ovejas no podían salir por sí mismas del estado de opresión, Es Jesús el que les ofrece libertad y capacidad para decidir por sí mismas.

 

Él camina delante y las ovejas le siguen. Jesús recorrió de punta a cabo una trayectoria humana. Esa experiencia nos sirve a nosotros de guía para recorrer el mismo camino. Para nosotros, esto es difícil de aceptar, porque tenemos una idea de Jesús-Dios que pasó por la vida humana de manera ficticia. Ese Jesús no tendría ni idea de lo que significa ser hombre, y por lo tanto no puede servirnos de modelo a seguir. Esta falsa idea nos ha hecho creer que lo que hizo Jesús es marcarnos el camino desde fuera sin involucrarse.

 

Yo soy la puerta. El pastor que cuidaba las ovejas era la única puerta. Entrar por la puerta que es Jesús, es lo mismo que "acercarse a él", "darle nuestra adhesión"; esto lleva consigo asemejarse a él, es decir, ir como él a la búsqueda del bien del hombre. Él da la vida definitiva, y el que posee esa Vida, quedará a salvo de la explotación.

 

Yo he venido para que tengan Vida Plena. Jesús les da la verdadera Vida y con ella la biológica cobra pleno sentido. Jesús no busca su provecho ni el de Dios. Su único interés está en que cada oveja alcance su propia plenitud, desarrolle esa Vida aquí y ahora.

 

Se entrega él mismo. El pastor modelo se entrega él mismo por las ovejas. Se trata de poner a disposición de los demás todo lo que uno es como ser humano, mientras vive. La característica del pastor modelo es que pone su vida al servicio de las ovejas para que vivan, sin limitación alguna. Al hacer esto, pone en evidencia la clase de Vida que posee y manifiesta la posibilidad de que todos los que le siguen tengan acceso a esa misma Vida.

 

Marista de Champagnat, 

 

desplegar Vida es el objetivo de Jesús y debe ser el mío.

 

Solo en esa Vida puedo encontrar mi plenitud.

 

Esa Vida ya está en mí, pero tengo que alimentarla y potenciarla.

 

Se trata de la misma Vida de Dios que se nos comunica.

 

Esa Vida es la que hizo a Jesús ser lo que fue.

 

Identificarnos con Jesús es identificarnos con Dios.

 

Fraternalmente y feliz domingo de Pascua,

 

Hipólito Pérez, fms

 

Provincial

 

Maristas América Central

 


 


 

[1] cf. Comentario al Evangelio Jn, 10, 1-10. Fray Marcos. Enlace para poder leer el comentario completo. https://www.feadulta.com/es/comentcol2.html.